Parrillada de Verduras

Hoy contaré el día que se me ocurrió escribir este blog (con un pequeño empujoncito), por que hay cosas que me tocan la moral y hay que contarlas al mundo…

PARRILLADA DE VERDURAS

Que típico ese momento en el que te piden un menú especial en un restaurante, en una boda o cualquier otro evento y te encuentras:

1ºplato Ensalada

2º Parrillada de Verduras

Y te tienes que dar con un canto en los dientes…

No sé vosotros, pero a mi me da pena, que no diré que esta mala, pero me da mucha pena si realmente a ese cocinero que esta detrás del menú no se le ha ocurrido nada más que eso, la poca imaginación que debe tener, o las pocas ganas de ponerse un mínimo reto si tira la toalla al primer momento con lo más fácil que existe, parrillada de verduras…

Todo esto surgió de una comida familiar, previamente reservada en un restaurante ”de nivel” o eso pretendía ser.

Cuando haces una reserva en un restaurante avisando que uno de los comensales es vegano y preguntando ¿Tendréis algo para que coma? -Si, por supuesto…
Y entonces llegas y… parrillada de verduras… y pienso, ¿de verdad?, ¿no se le ha ocurrido nada más?, un arroz, una pasta… por hablar de cosas simples, no me meto en platos complicados, por que se ve que no da para mucho más…

Un primer plato de Ensalada a compartir con mi hermano, como siempre retirando el queso a su lado, ¿y que nos encontramos?, una ensalada que dice ”con frutos secos”, y lo que hay entre los demás ingredientes es un puñado del típico cóctel de frutos secos que te pondrían en un bar acompañando a una copa; con sus fritos, kikos y demás…

Y el tío se habrá quedado tan a gusto creando esa ensalada, pensará ”¡que original!, ¡que moderno!” y es la cutrez más grande que he visto desde que vi las patatas fritas con azúcar de postre (pero esa es otra historia diferente…).

El sitio se llamaba Palacio de Medinacelli, era un local muy bonito estilo palacete, el salón era una especie de bodega de vino, que si se hubieran molestado en limpiar habría estado bien.

Y no puedes vender el sitio como un sitio de nivel o ”pijales”(como diría yo), si ni siquiera te molestas en brillar las copas o los cubiertos… Un intento muy malo.

Y encima al salir el cocinero estaba comiendo un plato de pasta… maldición!

Pero bueno dejaré por hoy de meterme con la gente del lugar, prometo que habrá más criticas buenas que malas, pero había que empezar por alguna.

Un Saludo y buenas noches!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s